Cesta

Ningún producto

0,00 € Transporte
0,00 € Total

Confirmar

Valoraciones de los clientes

9.8 / 10 de 46 opiniones

Producto 9.7 / 10

Envío 9.7 / 10

Atención al cliente 9.6 / 10

Categorías

Novedades

Todas los nuevos productos

Contacto

Contacto

El lenguaje de los cubiertos.

Publicado por enGeneral el mar 23, 2016 .0 Comentarios
El lenguaje de los cubiertos.

El lenguaje de los cubiertos.

Sábado, 22 de Marzo de 2014

En la mesa existen diferentes tipos de protocolo según se trate de un acto social, profesional, etc, que condicionan la forma de poner la mesa, la elección del menú, la decoración, etc. Fórmulas de actuación, en ocasiones curiosas, que marcan las pautas de comportamiento en eventos sociales (sobre todo de alto standing).

Los cubiertos cuando se dejan colocados de una determinada forma sobre el plato pueden indicar una cosa u otra, es lo que conocemos como el lenguaje de los cubiertos. Es un "lenguaje" que, salvo algunas posiciones, no se utiliza de forma generalizada. Por lo que deberíamos prestar atención a la forma en que colocamos nuestros cubiertos, no vayamos a confundir al servicio con un mensaje erróneo...

Con este gesto estamos indicando que todavía no hemos terminado de comer. Los cubiertos se dejan encima del plato en forma de triángulo -90 grados- o pico.  

Para indicar que hemos terminado con ese plato y deseamos o estamos esperando el siguiente, lo podemos comunicar posicionando los cubiertos en forma de cruz.

Cuando hemos terminado de comer y queremos indicar que pueden retirarlo, sin más, los cubiertos se dejan en paralelo entre ellos y en perpendicular con respecto al borde de la mesa, con el mango en la parte inferior. Si estamos tomando sopa o cualquier otro plato que necesite cuchara al terminar no olvidaremos que deberemos dejar la cuchara dentro del plato y colocando siempre la parte convexa hacia abajo.

Si estamos encantados con el resultado de nuestro plato, dejaremos los cubiertos en paralelo entre ellos y con respecto al borde de la mesa, con el mango hacia el lado izquierdo.

Si queremos hacer saber que la comida No nos ha gustado, los cubiertos se dejan en la misma posición que para hacer una pausa, ángulo de 90 grados en pico, pero metiendo la punta del cuchillo en los dientes del tenedor.