Cesta

Ningún producto

0,00 € Transporte
0,00 € Total

Confirmar

Valoraciones de los clientes

9.8 / 10 de 46 opiniones

Producto 9.7 / 10

Envío 9.7 / 10

Atención al cliente 9.6 / 10

Categorías

Novedades

Todas los nuevos productos

Trapos de Cocina: El paraiso de las bacterias.

Publicado por enGeneral el mar 23, 2016 .0 Comentarios
Trapos de Cocina: El paraiso de las bacterias.

Trapos de Cocina: El paraiso de las bacterias.

Sábado, 14 de Septiembre de 2013

Los trapos de cocina y las bayetas actúan como reservorio y propagadores de gérmenes patógenos según un estudio británico reciente, fruto de una mala higiene y de contaminaciones cruzadas.

No es suficiente con lavar de manera frecuente los trapos usados en la cocina porque son, junto con las manos y otros utensilios de uso habitual, una de las principales vías de formación y propagación de bacterias patógenas en los alimentos. 

Normalmente las bayetas se dejan hechas una pelota en el interior de recipientes de plástico junto a otros productos y útiles de limpieza. De nada sirve lavar las bayetas y desinfectarlas al final de cada jornada si luego se dejan guardadas en estas condiciones. Es imprescindible que tras el proceso de limpieza y desinfección se coloquen en un colgador que permita que se sequen por completo.

Según un estudio de la Agencia de Protección Sanitaria británica (HPA), el 56% de los trapos analizados en 120 establecimientos del norte del país contenían niveles inaceptables de bacterias, sobre todo enterobacterias, E.coli, Staphylococcus aureus y Listeria, indicadores de la aplicación de medidas higiénicas inadecuadas.  

Algunas de las recomendaciones para evitar los riesgos derivados de su uso son:

• Separar los trapos que se utilizan en las áreas donde se manipulan alimentos crudos, de las zonas de alimentos cocinados.
• Desinfectarlos con frecuencia con el BIOMAN, desinfectante bactericida HA, (no sobrepasar las 24 horas de uso), aunque ello no es garantía de que las bacterias no vuelvan a crecer.
• No secarse las manos con un trapo que antes se haya usado para manipular alimentos crudos, como carne o pescado.
• Sustituirlos por papel de cocina.  

El objetivo es reducir el nivel de contaminación, ya que que cuando se utilizan trapos en la cocina para la limpieza, diseminan las bacterias de un área a otra y actúan como reservorios, sobre todo, si los trapos están húmedos.   

El papel de cocina

Tejido "versus" papel. Esta dicotomía presente en el ámbito de la seguridad alimentaria surge de la necesidad de garantizar que se cumplen las condiciones de higiene en este ámbito. El papel tiene más adeptos porque, por su particularidad desechable, se reduce el riesgo de que los patógenos permanezcan en un medio o alimento y se diseminen a otras zonas.

Por este motivo, es aconsejable sustituir los paños de cocina por papel. Sus usos se extienden, además, al secado de manos, a la limpieza de cualquier partícula nociva, incluidas las del suelo, al lavado de la zona de los fogones y al secado de otras superficies como la mesa. 

En ilvo.es ponemos a su disposición bobinas papel mecha en todas sus diferentes medidas y presentaciones, para su utilización en la cocina tanto doméstica como en el mundo de la restauración.